Los colores.

Es increíble lo que los colores pueden afectarnos en nuestra vida. Hay cientos de estudios acerca de cómo intervienen en nuestras emociones y estados de ánimo.  Los colores afectan en enorme medida a las reacciones y a las percepciones que tomamos del entorno. También es cierto, que esas sensaciones tienen un origen puramente cultural, ya que en otras zonas del mundo, pueden sugerirnos respuestas absolutamente diferentes. En Japón, por ejemplo, el blanco significa muerte, contrario a la “paz” que nos sugiere en Occidente.

 

Unos colores son más "apetecibles"que otros.

Algunos colores son más “apetecibles “que otros. ¿Cuál te gusta?

Así, sabemos que el rojo es el color de la pasión, de la sangre, exultante, agresivo brillante y puro. (Diré también que es mi preferido, como color). Se asocia al calor, el fuego y el sol, de manera que es posible sentir más calor en una habitación pintada de rojo que en una blanca, aún en igualdad de circunstancias.

El verde es tranquilizador y sosegado, el de la esperanza y la curación. Transmite calma; si va hacia los amarillos cobra fuerza y si va hacia azules aparece más sobrio.

El azul da profundidad, es frío, da sensación de placidez, aunque si es demasiado claro, produce frialdad (hielo). Los brillantes son alegres y los oscuros sobrios, serios y formales.

Así vemos, que es MUY IMPORTANTE elegir bien a la hora de elegir el color para un interior  (y para cualquier cosa, en realidad).

Por que, a mí me apasiona el rojo, pero creo que (por lo menos ahora), nunca pintaría un salón en rojo. Sería para volverse loco.

Creo que lo más acertado, es elegir colores neutros para las bases, aunque podamos dar colores más intensos y especiales en determinadas zonas, pero que no lleguen a molestarnos en un momento dado. La gama de los grises, beige, café con leche, plomos, arenas, son perfectos como base decorativa, y sobre todo, nos aseguran un resultado agradable mucho tiempo.

Ahora, si eres atrevido y no te importa cambiar cada poco, puedes probar con colores fuertes, yo prefiero poco brillantes, como el verde botella, el azul petróleo, o el fresa. Dan frescor y alegría, pero también es posible que te “canses” un poco e ellos.

Otra opción es dar toque de color en elementos móviles, como almohadones, cortinas, velas, jarrones…esos siempre las podremos cambiar🙂.

Piensalo bien y..buena suerte!

Esta entrada fue publicada en Descubrimientos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los colores.

  1. Mc Mart dijo:

    Bonita foto sofia. Te escribo a tu email una sugerencia…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s